fbpx
Saltear al contenido principal

Técnicas Naturales y dolor de espalda

reeducacion-postural-global

Lumbalgias.

Son dolores que aparecen en la zona lumbar, lumbosacra o sacroiliaca, afectando a la musculatura lumbar y glútea. Estos dolores pueden tener numerosas causas:

  • Por hernias discales.
  • Por protrusiones discales.
  • Por contracturas en los paravertebrales lumbares.
  • Por contracturas en la zona glútea.
  • Por escoliosis.
  • Por rectificaciones.
  • Artrosis, osteoporosis.
  • Por anteversión o retroversión pélvica.
  • Excesivo esfuerzo de los músculos de la zona.
  • Exposición al frío y humedad.
  • Movimientos bruscos.
  • Malas posturas.
  • Etc…

Las lumbalgias se pueden clasificar en dos dependiendo de la duración de las mismas:

Lumbago agudo: Suele ser de origen muscular y su duración no sobrepasa el mes de dolor, y normalmente son causados por esfuerzos, exposición al frío, movimientos bruscos… Cuando sobrepasa el mes se sospecha que pueda ser lumbago crónico y ver otras causas más complicadas. Sus síntomas son dolor en la zona lumbar y glútea; rigidez, el intento de realizar algún movimiento lumbar exacerba el dolor considerablemente, incapacidad funcional parcial o total; puede haber inflamación sobre todo en los primeros días de aparición.

Lumbago crónico: suele ser por hernias, hiperlordosis, protrusiones…es decir, causado por patologías más crónicas y no musculares únicamente. Su duración es más de un mes o tiene sucesivas recidivas. Este lumbago suele llevar asociado también además de los síntomas anteriores dolor irradiado por la pierna (si hay compromiso nervioso), parestesias, etc.

Con las técnicas naturales podremos aliviar y ayudar a restablecer una funcionabilidad normal dentro de los problemas que el paciente curse.

Con Quiromasaje podremos aliviar los síntomas tanto del lumbago agudo como del crónico. Para ello aplicaremos quirosamaje integral de espalda con técnicas específicas de la zona lumbar y glútea.

En el lumbago agudo si hay inflamación se aplicará frío no muy intenso y los masajes deberán llevar una presión moderada-suave. Si no hay inflamación o ya han pasado unos días se podrá aplicar calor (moxa) y el masaje podrá ser un poco más intenso (depende de la persona). La moxa se aplicará en musculatura paravertebral y sobre la propia columna, si se aplica ventosa se hará sobre los músculos afectados y siguiendo estratos musculares de superficial a profundo. En el caso de presentar hiperlordosis se recomiendan ejercicios específicos para la zona. Una técnica beneficiosa en la lumbalgia aguda será vendaje funcional limitante de la flexión.

Será necesario evaluar bloqueos vertebrales y pélvicos y corregirlos con las técnicas de Osteopatía pertinentes, siempre que no haya contraindicación y que el paciente llegue a una buena puesta en tensión sin dolor. En la lumbalgia aguda sin diagnosticar médicamente no se deben aplicar nunca desbloqueos articulares.

Con Acupuntura se restablece el equilibrio energético y mejorará muy rápidamente la funcionabilidad, aplicando agujas en puntos estratégicos tales como el: 62V, 63V, 57V, 40V, 37V, 36V, 30VB.

Además el paciente deberá de llevar reposo durante durante las sesiones.

Una vez se le haya quitado el dolor es aconsejable realizar ejercicios de potenciación para mejorar sus condiciones físicas.

Para el lumbago crónico no se aplicará frío sino calor, el resto del protocolo es el mismo, teniendo en cuenta posibles contraindicaciones por la patología origen de la que deriva la lumbalgia.

Un diagnóstico médico de la lumbalgia es obligatorio para poder trabajar con seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba